¿Por qué hacemos lo que hacemos?

Publicado por Rocio Concha en

Tras cada chombita, ruana, bufanda y gorrito hay una historia, y nos gustaría compartir un poco de ella con ustedes

Chomba comenzó hace cinco años como solución frente a un problema que presentaban los artesanos locales: la venta de sus productos se producía sólo en la temporada de turismo, y el resto del año ¿qué? .. También veía como la artesanía chilena se perdía por la entrada de los productos importados,  en ferias de artesanías, el 60% es producción textil era, y es! de otros países. (esto a raíz de que nosotros mismos no estábamos prefiriendo nuestros productos locales, sumado a sus bajos costos de producción).

Pero si veía posibles compradores, sentía que había que hacer algunas cosas diferentes, conectar  y podía ayudar en eso.

Siempre he tenido un gusto personal por los chalecos y los tejidos, por ser prendas nobles, que al ser de lana dañan menos el cuerpo y dan esa sensación de abrazo que nos cobija a todos, fue un match perfecto con las ganas de ayudar a los artesanos y emprendedores de la industria textil nacional.

Un buen chaleco o poncho es una prenda atemporal en términos de moda, que puede durar mucho tiempo y acompaña perfectamente la esencia de las personas.

Este gusto por los chalecos me ha llevado a conocer personas y artesanos de diferentes partes de Chile, quienes han conquistado mi corazón con su trabajo, su historia y dedicación a este antiguo oficio de trabajar la lana.

Sabemos que la tecnología puede reemplazar trabajos de personas y modificar algunas cosas, pero no hay manera de sustituir esa conexión que existe de crear algo desde cero, con materiales nobles y creatividad, y saber que lo que llevas puesto fomenta el comercio local.

En Chomba queremos que en cada prenda se sienta ese calorcito particular de lo hecho a mano y que conozcamos más nuestra cultura textil de una manera diferente y fresca. Queremos unir los antiguos oficios con los gustos contemporáneos, para que la artesanía vuelva a ser un objeto de uso cotidiano, teniendo esa sensación de abrazo donde sea que vayamos.

Por lo mismo agradecemos cuando nos eligen, porque se llevan un pedacito de nuestra historia, un pedacito de Chile.. y tejido muy abrigador que l@s acompañará en todas sus aventuras.

← Publicación más antigua



Dejar un comentario